Enfermedades raras. Parte XI. Miastenia gravis

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre la Miastenia gravisSegún datos proporcionados por de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en 2020, esta enfermedad rara afecta a unas 15.000 personas en España, y básicamente se caracteriza por la pérdida de fuerza y fragilidad de los músculos

Sigue leyendo este artículo para conocer más acerca de los síntomas, diagnóstico y tratamiento de la Miastenia gravis.

Qué es la miastenia gravis

¿Qué es la Miastenia Gravis?

Según explica la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) la Miastenia gravis “es una enfermedad neuromuscular rara, que se caracteriza por pérdida de fuerza y fatigabilidad”, y como detalla la Asociación Miastenia de España (AMES), afecta tanto a hombres como mujeres, pero “tiene una presentación bimodal, con un primer pico entre los 15-35 años y predominio en mujeres y un segundo pico en pacientes mayores de 60 años”

La Miastenia gravis es una enfermedad autoinmune que se produce por una ruptura en la comunicación normal entre los nervios y los músculos. Esto se debe a un bloqueo, mediante un anticuerpo, de los receptores de acetilcolina en la sinapsis neuromuscular.

Síntomas de la Miastenia gravis

La enfermedad se puede manifestar con diferentes síntomas, solos o combinados, pero principalmente se caracterizan por la debilidad y fatiga de cualquiera de los músculos bajo control voluntario.

Los músculos más afectados son los de la cara y los ojos, y puede extenderse a los brazos, piernas y músculos respiratorios, produciendo una crisis paralítica generalizada, situación muy grave conocida como crisis miasténica.

La enfermedad evoluciona de a brotes y los síntomas empeoran a medida que se utiliza el músculo afectado.

Algunos de los síntomas más comunes son: 

  • Caída de los párpados (ptosis)
  • Visión doble (diplopía) 
  • Deteriorar el habla. Al hablar la voz puede sonar más suave o nasal.
  • Provocar dificultad para tragar.
  • Problemas con la masticación. 

Diagnóstico de la Miastenia gravis

En cuanto al diagnóstico, además de la revisión de los síntomas, el cuadro clínico y la exploración física, se deberá confirmar el diagnóstico mediante la realización de exploraciones complementarias:

  • Prueba de edrofonio.
  • Análisis de sangre.
  • Estimulación repetitiva del nervio.
  • Electromiografía (EMG) de una sola fibra.
  • Diagnóstico por imágenes.
  • Pruebas de la función pulmonar.
  • Estudio de autoanticuerpos específicos.

Diagnóstico de la miastenia gravis

Tratamiento de la Miastenia gravis

Como con cada enfermedad, el tratamiento del Miastenia gravis dependerá de la gravedad, la rapidez con la que avanza y las características de cada paciente. Igualmente, la mayoría de los afectados pueden realizar, con tratamiento, una vida cercana a la normalidad.

Un especialista determinará qué opción de tratamiento es la mejor para cada paciente, dependiendo del grado de debilidad, los músculos afectados, la edad y otros problemas médicos relacionados.

Según explica la Mayo Clinic, la Miastenia gravis puede tratarse de varias formas:

  • Medicamentos: inhibidores de la colinesterasa, corticosteroides inmunodepresores.
  • Terapia intravenosa: Plasmaféresis, inmunoglobulina intravenosa (IgIV), anticuerpo monoclonal.
  • Cirugía: algunos de los afectados con Miastenia gravis pueden tener un tumor en la glándula timo, por lo que para tratar la enfermedad se debe extirpar quirúrgicamente la glándula timo (timectomía).

¿Ya habías escuchado hablar sobre esta u otra enfermedad rara? En A.M.A. Seguros estamos concienciados en dar voz y visibilizar este tipo de enfermedades de las que comúnmente se habla poco. Recuerda que es importante que ante cualquier consulta o duda relacionada con la salud consultar directamente con un especialista. 

Si estás interesado en esta temática, echa un vistazo a otros artículos sobre enfermedades raras en nuestro blog.

No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes