¿Picaduras de avispa, abeja o medusa?

Con el aumento de las temperaturas es habitual que aparezcan picaduras de mosquitos en nuestra piel. También son muy comunes, las mordeduras de araña y las picaduras de avispa y abeja. Aunque estas picaduras no conllevan ningún riesgo más allá del picor, hay grupos de personas que deben tener precaución como las personas alérgicas al veneno de estos insectos, embarazadas y niños pequeños.

Cómo evitar las picaduras y cómo reducir las molestias

El consejo es sencillo. Las picaduras de insectos se pueden evitar con pulseras repelentes y sticks, sprays y cremas repelentes para adultos o indicados para niños en su caso. La cantidad de insectos en el ambiente es mayor por la noche y al atardecer, por lo que aplicarlos a estas horas es lo ideal para prevenir picaduras. Además, es muy recomendable usarlos siempre durante la época estival y sobre las partes que no se encuentran cubiertas por la ropa, exceptuando ojos, boca y fosas nasales.

Los productos que, entre sus componentes se encuentran los antihistamínicos, hidrocortisona o soluciones de amoníaco ayudan a aliviar las molestias de picor y escozor que causan, además de refrescar la piel. No obstante, algunas picaduras requieren un tratamiento más específico.

Picaduras de medusas

Muy propias de los meses de verano son las picaduras de medusa. Estas picaduras son frecuentes en aguas cálidas y debido al aumento de las temperaturas, cada vez son más frecuentes. Existen protectores solares que llevan principios activosque nos protegen contra estas picaduras. No obstante, si te pica alguna, hay que hacer poca cosa. Principalmente, se debe lavar la zona de la picadura con agua y jabón. Si te han picado muchas y, además, el dolor es intenso, puedes aplicar una solución de calamina o amoniaco.

Picaduras de abeja o avispas

Si en una de estas picaduras, el aguijón se te ha quedado clavado en la piel, debes extraerlo con unas pinzas lo antes posible para evitar que el veneno se extienda, sobre todo si eres alérgico. No es recomendable hurgar mucho en la zona, porque además de poder aumentar la inoculación del veneno, se puede producir una infección.

Recuerda que si eres alérgico al veneno de alguno de estos insectos o medusas, debes acudir a un centro de salud inmediatamente o llamar al 112. Las reacciones graves provocadas por avispas y abejas suelen comenzar con picor en los ojos, las palmas y las plantas, además de enrojecimiento generalizado del cuerpo y en pocos minutos se pueden producir dificultades al respirar. La rapidez es fundamental, sobre todo en el caso de los más pequeños.

Para tus viajes, sobre todo si viajas a países exóticos con altas temperaturas, recomendamos contratar un seguro de viaje. Siempre es mejor prevenir que curar y nuestro seguro de viajes te ofrece toda la tranquilidad que necesitas para poder disfrutar sin preocuparte de nada.

on el aumento de las temperaturas es habitual que aparezcan picaduras de mosquitos en nuestra piel.

, ,

No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes