Enfermedades raras. Parte IX. Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

La Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una de las enfermedades raras más conocidas. 

Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal, pudiendo derivar una parálisis muscular total.

Continúa leyendo este artículo y descubre en qué consiste la ELA y cómo es vivir con esta afección

Paciente de Esclerosis Lateral Amiotrófica en silla de ruedas

¿Qué es la Esclerosis lateral amiotrófica?

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad rara del sistema nervioso central, caracterizada por una degeneración progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral (neuronas motoras superiores), tronco del encéfalo y médula espinal (neuronas motoras inferiores). 

Como consecuencia de esta degeneración muscular, la enfermedad puede avanzar hasta la parálisis amenazando la autonomía motora, la comunicación oral, la deglución y la respiración, aunque se mantienen intactos los sentidos, el intelecto y los músculos de los ojos. Síntomas de la Esclerosis lateral amiotrófica

Los síntomas de la ELA varían mucho de acuerdo a cada persona y a las neuronas que se vean  afectadas. 

Estos pueden ser muy sutiles y generalmente los primeros síntomas de la ELA incluyen debilidad o rigidez muscular. De esta forma, gradualmente, todos los músculos bajo control voluntario se ven afectados, debilitándose y atrofiándose.

Algunos de los principales síntomas de la ELA son:

  • Dificultad para caminar o realizar actividades diarias normales.
  • Tropezones y caídas.
  • Debilidad en las piernas, los pies o los tobillos.
  • Debilidad muscular o torpeza en las manos.
  • Dificultad para hablar, masticar o tragar.
  • Calambres musculares y espasmos en brazos, hombros y lengua.
  • Cambios cognitivos y de comportamiento.
  • Músculos tensos o rígidos (espasticidad).

Diagnóstico y tratamiento de la Esclerosis lateral amiotrófica

Sobre el diagnóstico de la ELA, la Mayo Clinic señala que es una enfermedad difícil de diagnosticar a tiempo porque puede imitar otras enfermedades neurológicas, y no hay una sola prueba o procedimiento para establecer definitivamente el diagnóstico de la ELA, sino que se realizan diversas pruebas para descartar otras afecciones:

  • Electromiograma. 
  • Estudio de conducción nerviosa.
  • Resonancia magnética. 
  • Análisis de sangre y de orina. 
  • Punción lumbar (punción medular).
  • Biopsia muscular.

Estas pruebas se realizan a discreción del médico, y se basan generalmente en los resultados de otras pruebas de diagnóstico y un examen físico.

Analítica de sangre para diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica

Tratamiento de la Esclerosis lateral amiotrófica

Lamentablemente de momento no se ha encontrado una cura para la ELA, pero existen algunos tratamientos que pueden retrasar la progresión y ayudar a controlar los síntomas, evitar complicaciones y facilitar la vida a los que tienen esta enfermedad.

Asimismo, es muy recomendable el cuidado y apoyo de un equipo multidisciplinario

de especialistas (médicos, farmacéuticos, fisioterapeutas, entre otros) para realizar un tratamiento personalizado y adecuado para cada paciente.  

En A.M.A. Seguros estamos comprometidos a concientizar y visibilizar este tipo de enfermedades. Es importante que ante cualquier consulta o duda relacionada con la salud consultar directamente con un especialista. 

Conoce más enfermedades raras  y echa un vistazo a nuestros últimos artículos al respecto: la Epidermólisis Ampollosa Hereditaria y la enfermedad de Fabry.

No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes