Enfermedades raras. Parte VI. El síndrome de Guillián-Barré

El síndrome de Guillain-Barré es una de las tantas enfermedades raras existentes que estuvimos tratando en anteriores oportunidades, y afecta a sólo a una de cada 100.000 personas. Este síndrome se caracteriza por una parálisis rápida y progresiva de los músculos del cuerpo, que, en casos más graves puede provocar una parálisis total. 

Continúa leyendo este artículo si quieres conocer más sobre el síndrome de Guillain-Barré, sus causas, síntomas y tratamiento. 

Mujer con dolor muscular producto del síndrome de Guillián-Barré

¿Qué es el síndrome de Guillián-Barré?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe al síndrome de Guillián-Barré como un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico, impidiendo que los nervios transmitan señales al cerebro, lo que puede provocar desde debilidad, entumecimiento y pérdida de la sensibilidad muscular hasta, en casos más graves, una parálisis en las piernas, los brazos o los músculos faciales.

Nadie está exento de verse afectado por el síndrome de Guillián-Barré. Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona, de cualquier edad y de ambos sexos, aunque son más frecuentes los casos en adultos masculinos.

Causas y síntomas del síndrome de Guillián-Barré

Se desconoce la causa exacta del síndrome de Guillain-Barré, pero a menudo es precedida por una enfermedad infecciosa, como una infección respiratoria, o digestiva. En raras ocasiones, también puede ser desencadenado por vacunaciones o intervenciones quirúrgicas.

Por otra parte, recientemente, se han reportado algunos casos después de la infección con el virus Zika. En los países afectados por este virus, se ha descrito un aumento imprevisto de los casos de síndrome de Guillain-Barré, y la OMS explica que, de acuerdo con los datos existentes, la explicación más probable sea que la infección por el virus de Zika sea un desencadenante del síndrome.

En cuanto a los síntomas del síndrome de Guillain-Barré a menudo comienza con hormigueo y debilidad, que comienza por los pies y las piernas y se extiende a la parte superior del cuerpo y los brazos.

Generalmente los síntomas suelen durar pocas semanas y pueden incluir:

  • Debilidad u hormigueo, que suelen empezar en las piernas y pueden extenderse a los brazos y la cara. 
  • Dificultad con los movimientos oculares o faciales, incluido hablar, masticar o tragar.
  • Pérdida de la sensibilidad.
  • Pérdida o disminución de reflejos.
  • Variaciones de la tensión arterial.
  • Ritmo cardiaco anómalo.
  • Dificultad para controlar la vejiga o la función intestinal.
  • Frecuencia cardíaca acelerada.
  • Variaciones en la tensión arterial. 
  • Dificultad para respirar.

Hombre con dolor en las piernas por el síndrome de Guillián-Barré

Diagnóstico del síndrome de Guillián-Barré

El síndrome de Guillain-Barré puede ser difícil de diagnosticar en sus etapas iniciales, ya que muchos de sus síntomas son similares a los de otros trastornos neurológicos y pueden variar de acuerdo a la persona. 

Para el diagnóstico, a la sintomatología se le sumarán los resultados del examen neurológico, en particular una atenuación o pérdida de los reflejos tendinosos profundos. Como exámenes complementarios se pueden realizar una punción lumbar y análisis de sangre.

Tratamiento del síndrome de Guillián-Barré

Cabe destacar que en la mayoría de los casos, incluso los más graves, los pacientes se recuperan totalmente, aunque algunos pueden continuar presentando signos de debilidad.

No existe una cura conocida para el síndrome de Guillain-Barré, pero varios tratamientos pueden aliviar los síntomas y reducir la duración de la enfermedad. 

En casos en que la enfermedad se agrave los pacientes deben ser hospitalizados para ser atendidos. Las medidas de apoyo incluyen el monitoreo de la respiración, la actividad cardiaca y la tensión arterial. 

Dada la naturaleza autoinmunitaria de la enfermedad, fases agudas de la enfermedad se suele tratar al afectado con inmunoterapia, como inmunoglobulinas intravenosas o plasmaféresis para eliminar los autoanticuerpos. 

Una vez recuperados, en caso de persistencia de la debilidad muscular, los pacientes pueden necesitar rehabilitación para fortalecer la musculatura y restaurar el movimiento.

Paciente recuperado del síndrome de Guillián-Barré en fisioterapia

Desde A.M.A. Seguros estamos comprometidos con la educación de los profesionales sanitarios y la población en general sobre este tema para dar mayor visibilidad a este tipo de enfermedades. Igualmente, siempre recomendamos que ante cualquier consulta o duda relacionada con la salud consulte directamente con un especialista. 

Si estás interesado en conocer más sobre las enfermedades raras, echa un vistazo a otros artículos que preparamos sobre la Corea de Sydenham, el síndrome de Brugada, la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Wilson y el síndrome de Tourette.

No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes